6.- HACER APÓSTOLES POBRES PARA LOS POBRES

 

APÓSTOLES POBRES PARA LOS POBRES

El P. Chevrier, seducido por el misterio de la Encarnación, se sintió especialmente vocacionado para consagrar toda su existencia y actividad a la evangelización de los pobres, formando apóstoles pobres para la evangelización de los pobres.

El P. Chevrier comprendió la urgente necesidad que tenían los pobres de ser evangelizados, así como su rico potencial evangelizador y el de quienes se forman a su lado para el servicio del Evangelio; por eso funda el Prado para «catequizar a los pobres, ignorantes y pecadores» y para «formar apóstoles y sacerdotes pobres para ellos», como queda constancia en la placa de su tumba..

Esta gran intuición del P. Chevrier queda recogida en nuestro directorio particular, en el nº 17, de la siguiente manera: «En nuestra trayectoria pradosiana, dos convicciones han animado nuestras vidas: que toda la comunidad eclesial es responsable de la evangelización de los pobres y que éstos contribuyen eficazmente a desarrollar la sacramentalidad del conjunto del Pueblo de Dios. Para proseguir con decisión en este camino, nos sentimos llamados a seguir más de cerca a Jesús en su condición de enviado: trabajar para que los pequeños y los insignificantes ocupen un lugar de preferencia en su cuerpo eclesial; hacer que su voz y sus necesidades sean escuchadas y vayan configurando nuestras respuestas apostólicas; dedicar mucho tiempo a la formación de apóstoles pobres, respondiendo así a las necesidades de la Iglesia y del mundo».


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: